Terapias antiedad (I): Si fumas…

Muchas de nosotras nos gastamos un dineral en cremas y serums, sin olvidar tratamientos como radiofrecuencia, láser, botox, etc.  para mantenernos más jóvenes más tiempo y tener un mejor aspecto.

Lo cierto es que bastaría incluir en nuestro día a día ciertos hábitos o gestos sencillos, que a la larga nos van a ofrecer mejores resultados que todas estas  cremas y tratamientos… y además será más barato.

Nuestra intención es contaros cómo podéis introducir estos hábitos en vuestra vida de forma paulatina y con resultados.

Factores antienvejecimiento

De todos los factores que pueden hacer que nos echemos años encima antes de tiempo, el sol es uno de los más nefastos junto con el tabaco y el alcohol. No olvidamos  la alimentación, lo que comemos cada día es la clave para que nuestro organismo esté en perfecto estado, previniendo enfermedades, ralentizando el envejecimiento y manteniendo nuestro estado de ánimo y energía para disfrutar al máximo de lo que nos rodea.

Las soluciones parecen obvias, dejar de fumar, usar protector,  beber menos, aprender a comer y alimentarnos… pero por obvias a veces se olvida y no lo ponemos en práctica.

En este post, vamos a empezar por ver soluciones para el más conocido y con efectos devastadores:

EL TABACO

No vamos hablar de sus efectos sobre tu salud, tu piel, tu economía, estamos seguros que ya los conoces.

Cada vez que das una calada generas radicales libres que atacan tu organismo, responsables de que enfermes, te arrugues y que cuando eres joven , tu cuerpo puede hacerles frente, pero al pasar de los 35 años ya no es tan fácil …..

Avena y Nueces propone dos soluciones :

A. Dejar el tabaco

B- Si no puedes dejar el tabaco, tomar vitamina C

A – Dejar el tabacobeneficios-de-la-vitamina-c-para-la-musculacion

¿Es tan fácil dejar el tabaco? ¿Es tan adictivo cómo creemos? ¿Cómo podría dejar este hábito?…

Lo primero es tomar la decisión de dejarlo, sin esa decisión no hay nada que hacer.

Muchas personas lo dejan ellas solas, a otras les cuesta un poco más. Te proponemos 3 opciones que hemos visto tienen resultados, y que no son las únicas, tu puedes buscar otra que mejor te vaya para tí:

  1. Acudir a la Seguridad Social, tienen un programa específico para ayudarte a dejar el tabaco. Nosotros conocemos bastantes casos de éxito, personas que lo han dejado y están contentas con el protocolo que han seguido. Pregunta a tu médico de cabecera para que te informe de cómo acceder a él. Es gratis y funciona.
  2. Leer el libro “Es fácil dejar de fumar si sabes cómo”, la autora de este post dejó de fumar gracias a él y ya he regalado más de 15 libros …con una tasa de éxito que puedo medir, 13 personas dejaron de fumar. Continuo regalándolo, creo que este libro de autoayuda que puedes comprar en cualquier librería, es divertido y si no dejas de fumar, lo habrás pasado bien leyédolo. Está recomendado por la OMS.
  3. Acupuntura, una de nuestras terapias naturales, en 3 o 5 sesiones lograrás dejar el tabaco. La tasa de éxito es de un 80% según estudios publicados. En muchos hospitales ya lo han incluido en sus terapias para dejar de fumar. En Avena y Nueces también, podéis llamarnos y os lo explicamos.

 

B- Si no puedes dejar de fumar, toma vitamina C

Todos sabemos que la vitamina C es uno de los antioxidantes más potentes que hay. Debemos estar constantemente preocupándonos de que no nos falte, ya sea mediante la dieta, o mediante suplementos. El cuerpo diariamente la utiliza, pero la pierde también con mucha facilidad. Es una vitamina fundamental para mantener las células en óptimas condiciones, y luchar contra el ataque de los radicales libres que provienen desde el exterior y que son los causantes del envejecimiento prematuro y fumar es causa de que el cuerpo fabrique muchos radicales libres.

¿Sabías que cuanto más fuma una persona, más vitamina C se pierde de los tejidos y la sangre? Por ejemplo, fumar un solo cigarrillo quita al cuerpo 25 mg de vitamina C (la cantidad de vitamina C en una naranja). Pero, además, el cuerpo necesita más vitamina C para contrarrestar el daño que fumar causa a las células. Para compensar un fumador tiene que aumentar su ingesta de vitamina C a alrededor de 2000 mg al día (como mínimo), consumiendo más vitamina C alimentos ricos como kiwis y pimientos y tomando suplemento vitamínico de C .

  • Hay muchos alimentos que tienen esta vitamina pero cuando se cocinan se pierde. Debes tomar verduras y frutas crudas, más allá de las famosas naranjas, te aconsejamos  Kiwis y los pimientos rojos, si puede ser ecológicos y de temporada. La acerola tiene 30 veces más de vitamina C que la naranja.
  • También puedes asegurar tu aporte con suplementos de vitamina C (si eres mujer con flavonoides) o de plantas como el camu camu con una gran cantidad de vitamina C.
  • brotes de semillas, que es una forma sencilla y barata de proveer de Vitamina C, aminoácidos y nutrientes a nuestro organismo.

La vitamina C interviene en la producción de colágeno, es el suplemento antiedad por excelencia. Sólo está un tiempo en nuestro organismo, por eso se debe tomar en el desayuno y continuar consumiendola durante el resto del día.  Si quieres conocer más sobre la vitamina C pincha aquí

Recuerda:

Dejar el tabaco es más fácil de lo que crees… cada vez conocemos más personas que lo han dejado, yo podría hacer una lista de 30 personas o más, pero si no puedes dejarlo, te damos la segunda solución para neutralizar en parte los efectos del tabaco, aumenta tu consumo de vitamina C.

Dejar el tabaco tiene muchas cosas buenas además de mejorar tu salud, tu piel, tu olor, ahorrar dinero, etc. sobre todo tienes una sensación liberadora que nos motiva a hacer muchas otras cosas.

 

La vitamina C en la terapia antiedad

¿Qué es la vitamina C?

Es una vitamina hidrosoluble, antioxidante natural, que tiene dos isómeros uno levo (que tiene efecto y funciona)y otro dextro (no hace nada).  En la naturaleza no puedes tener uno sin el otro. Lo que sale de una fábrica, es posible separarlo y es posible comprar el isómero que funciona que se llama ácido L-ascórbico, que es la vitamina C que tiene actividad fisiológica con propiedades.

Este es un ejemplo de cómo no todo lo natural es mejor, en este caso lo procesado es mejor por que obtenemos la molécula que tiene actividad aislada y purificada, quitándonos de en medio la otra que no hace nada de lo que necesitamos.

La vitamina C  no podemos sintetizarla y por tanto hay que ingerirla con la dieta. La falta de vitamina C afecta directamente a la síntesis del colágeno.

La vitamina C ayuda a que la piel se auto regenere y atenúa las arrugas profundas pero no va a hacerlas desaparecer, solo que sean menos profundas. Aun así en terapia combinada con un retinoide dan unos resultados bastante espectaculares.

Teniendo en cuenta que vivimos en un mundo donde te venden milagros todos los días, esto es de las pocas cosas que sí que ha demostrado que cumple lo que promete y es relativamente  barato.

La vitamina C en la terapia antiedad

Sin vitamina C no se sintetiza el colágeno, y ya sabemos todas cual es la importancia del colágeno para nuestra piel.antienvejecimiento

La aplicación tópica de vitamina C eleva la síntesis de colágeno, que con la edad dicha síntesis es más que deficiente.

Dentro de tu cuerpo se producen siempre dos sistemas, uno construye y el otro destruye. Sería como decir que hay una ruta que produce colágeno y otra que lo destruye, en ambas hay enzimas.

Toda la información de cómo se fabrica algo en tu organismo está contenida en tus genes. Cuando una célula se divide lo que hace es duplicar sus genes  y aquí viene uno de los problemas del envejecimiento, con la edad esta copia pierde información y literalmente la pierde por los flecos (telomeros).

 ¿Pero exactamente que hace la vitamina C sobre el colágeno?

La vitamina C hace varias cosas al mismo tiempo.

  • Por un lado actúa de cofactor sobre las  enzimas responsables de estabilizar el colágeno de tu piel y hacer que se produzca el cruzado de las fibras  (las enzimas prolisil y lisil hidrogenasa).  Sin Vitamina C por mucha enzima que tengas no se generará el colágeno.
  • Además estimula la peroxidacion lipídica, esto produce una sustancia que indica a tus genes que es hora de producir colágeno.
  • Así mismo  aumentar los niveles de mRNA de colágeno I y II  e inhibe a MMP1 que es  la enzima encargada de romper el colágeno. Por un lado le dice a tus genes que empieza la producción y al mismo tiempo le dicen a la enzima MMP1 que se quede quieta, que deje de degradar el colágeno. Por un mecanismo similar también  aumenta la síntesis de elastina.

Debido a estos procesos  se ha podido constatar que en aplicaciones tópicas de vitamina C en concentraciones superiores al 10 %  se ha medido una mejora de la redensificacion y de la elasticidad  del tejido.

Esto más o menos viene a decir que la piel se presenta  más compacta, menos flácida, más llenita y más elástica. A ver, mejorar mejora la piel pero no vas a volver a tener la piel de cuando tenías 17 años ni de broma.

También se produce otro fenómeno con la edad en el que la vitamina C puede ayudar, que vamos a explicar de forma sencilla:

En la piel hay una zona llamada la unión dermoepidérmica que es donde la dermis y la epidermis se unen.  Esta parte de la piel se caracteriza por que tiene una serie de crestas, con la edad dichas crestas se aplanan y disminuye el número de capilares.

El hecho de que las crestas se aplanen es en parte responsable de que se te caiga la cara literalmente, ósea que se desdibuje el ovalo de la cara o dicho de otro modo que la cara la veas como si se escurriera hacia abajo.

En pieles jóvenes la vitamina C restaura la estructura anatómica de esta unión dermoepidermica y en pieles maduras o con fotoenvejecimiento se observa una mejora de las crestas, no llegan a restaurarse completamente como pasa en pieles jóvenes pero mejora algo.

Y también se produce  un aumento de los capilares de la dermis papilar que produce una mejora del aporte de nutrientes y la oxigenación del tejido….ósea una piel más luminosa y de un tono más rosado, este tono se lo confiere la hemoglobina de  tu sangre en los capilares. Al haber mayor aporte de oxígeno y nutrientes por que hay mas capilares, la piel se observa menos apagada o cenicienta.

CONSEJO:

  • Asegúrate de que en tu dieta diaria consumes Vitamina C
  • Toma un suplemento de Vitamina C (con flavonoides) sobre todo si eres fumador  y tienes más de 40 años.
  • Utiliza cremas y serums que contengan vitamina C y E por el día. Protegerán tu piel de las radiaciones.
  • Utiliza Protector Solar, que a su vez tenga antioxidantes. (Si tienes manchas en la cara o melasma, te aconsejamos utilizar un protector solar físico que te proteja y no interaccione con tu piel).

El protector solar es la mejor crema de belleza y antienvejecimiento que puedes comprar. En próximo post,  hablaremos de los tipos de protector que hay y cómo deben aplicarse, mínimo cada 2 horas.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.